Cuando Diegolli era más alto que Promesa

Hace muchos años, Diegolli era más alto que Promesa. Junto con su hermano Rafa, fueron tiempos de días memorables llenos de risas y juegos: fútbol, ping pong, tenis, juegos de mesa, piscina, futbolín, … cualquier excusa era buena para juntarnos y compartir vivencias.

En esos tiempos, el juego era algo muy serio, y a esa noble causa nos dedicábamos con pasión, con la concentración del que cree que no existe nada más importante en el mundo que el momento presente. Nos relacionábamos con la vida a través del juego y gracias a él, no me cabe duda, aprendimos a poner los cinco sentidos en la actividad presente, a jugar (o más tarde trabajar) siempre con una sonrisa y a desarrollar un espíritu lúdico donde, afortunadamente, vivir y jugar son dos términos equivalentes.

Indudablemente aquellos días los llevamos siempre con nosotros, unas veces más o menos escondidos, pero no podemos explicar nuestra travesía sin los primeros pasos de nuestro camino. Incluso buena parte del desconocido rumbo de nuestros pasos futuros se lo deberemos a nuestros juegos de infancia.

Hoy, y desde hace muchos años, Promesa es más alto que Diegolli. Siempre que entro en esta web me acuerdo inevitablemente de esos ‘primos que eran primos y amigos’ (primeguis) y de cómo esa energía lúdica y vital no sólo nos recorre calladamente por dentro sino que se ha plasmado exteriormente a través del impulso, energía y espíritu de este club Primeguis, donde también vivir-jugar-correr son sinónimos y correr es algo tan serio como las tardes de juegos cuando éramos niños, una noble causa a la que dedicarse con pasión.

3 Respuestas a “Cuando Diegolli era más alto que Promesa”

  1. Bonitas palabras…. Y la verdad es que ver lo que habeis levantado y conseguido de un simple juego entre primos y amigos (Primeguis) me pone los vellos de punta e imagino que a cualquiera….. Enhorabuena y ojala siempre os quede este recuerdo vivo en vuesstras memorias…

  2. Mira que con las últimas hazañas en la Media de Marbella y otros eventos el nivel atlético del club estaba por las lunes pero… no puedo evitarlo, la excelencia de este Club sigue estando en su nivel literario y, sobre todo, en el humano.
    VIVA PRIMEGUIS!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.