Crónica Media Maratón Marbella 25/09/2016

Por fin llegó la última carrera larga de Septiembre, la media maratón de Marbella. Esta carrera es muy especial para mi, porque fue la primera media que realicé hace 3 años, porque cumplo 30 años el mismo día y , sobre todo, donde conocí a la mujer que ha hecho que mi vida tenga sentido al fin. Mucho ha pasado desde ese 2013. ( https://alexfdez.wordpress.com/2013/10/01/media-maraton-ciudad-de-marbella-2909/ ) Viendo las fotos me doy cuenta de la triste realidad. Estoy más viejo, más gordo y más calvo. Pero al menos las camisetas y las medallas finisher van aumentando.

La preparación de esta carrera se basa en los estándares de calidad que estoy tomando desde que empezó el mes. Vamos nada de nada. Unas cervezas la noche anterior y listo.

El día antes me paso a recoger el dorsal junto con Esther y un golpetazo de recuerdos se nos vienen a la cabeza. La feria del corredor,…se abusa hoy en día del término feria. Poner dos stands en un recinto la verdad es que deja mucho que desear. Se nota que este año con el lio que hubiera con la organización iba a haber menos corredores y a su vez menos patrocinadores. Pero eso es lo de menos. Esta carrera la tenía marcada en rojo desde hace un año.

El día de la carrera, bueno el día,… era de madrugada cuando salimos hacia Marbella. Se hace raro el levantarte por la mañana, que te digan “Feliz cumpleaños” y que te tengas que vestir para correr. La noche anterior quedamos con Dani para que le haga de guía para llegar a la zona de la salida en Marbella. Me parece raro que habiendo recogido ya el dorsal me pida que vaya delante suya para indicarle el camino e incluso podríamos haber ido todos en un coche. Pero bueno. Llegamos a Marbella a las 8 menos poco y la zona de la salida ya esta acordonada. Con lo que no nos queda otra que ir hasta donde se recogían los dorsales para aparcar y ya andando llegar hasta la zona de salida. Es en ese momento cuando me doy cuenta que donde habíamos aparcado hasta donde había que ir había un kkilómetro y medio. Con Esther mejor no me preocupa tanto, pero es a lo tonto una caminata que se va a pegar. Me coloco en la parte de atrás de la salida, se perfectamente que no voy a hacer tiempo. Y al contrario que en la media de Fuengirola aquí apenas conozco a nadie. Empieza la carrera, una lluvia de confetis hace que la salida para los primeros corredores sea muy bonita,… ¡pero para los que vamos después nos toca 100 metros de patinazos y resbalones! Un par de personas rodando para nada grave. Empiezo a correr y no me encuentro bien. No encuentro mi velocidad de crucero. En las subidas es cuando me voy encontrando cómodo y en las bajadas noto como las piernas se me van. No me está saliendo bien, pero tengo que continuar. Es cuando empieza a aparecer el casco urbano de la ciudad (km. 5 creo) cuando me animo algo, pero se que no me esta saliendo bien la carrera. El avituallamiento lo ponen en el kilómetro 6 pasado y veo que lo que están dando son vasos de plástico, os odio. Llevo dos geles que necesitan agua y si aquí están puestos en el 6 el siguiente estará en el 12. Además no podría llevar el gel diluido en una botella. Que divertido me lo voy a pasar. Cojo un vaso y continuo. Por el kilómetro 8 me empieza a fallar todo, me empieza a doler la espalda, las patas las noto muy cargadas y no consigo llevar un ritmo constante. Me planteo el retirarme porque no lo estoy pasando bien. Pero veo entonces a lo lejos a Esther con la cámara en mano y se me pasa todo. Le planto un beso y continuo. Se que voy a ir toda la carrera a trompicones pero me da igual, tengo que acabarla. ¿Y que hacia en el kilómetro 8, de camino a los coches de vuelta? Yo que se, estará buscando un sitio para desayunar. Continuamos, en una media me suelo tomar un gel entre el kilómetro 8 y 9. Depende del avituallamiento. Pero en esta carrera me doy cuenta que no va a ser hasta el 11 al final donde estén puestos. Así que hago algo que no es para nada agradable. Empiezo a dar sorbitos al gel desde el kilómetro 9. Cosa mas asquerosa no hay. Con la esperanza puesta en que me hubiera equivocado y encontrara algún puesto antes. Pero no. Sorbo a sorbo vas notando como se te va acumulando el gel en la garganta y va goteando poco a poco con la saliva que consigues tragar. Llega el kilómetro 10 y como me esperaba no había nada. Llega el 11 y nada. No es hasta el 11.500 donde están las mesas. Pero no veo botellas por el suelo. Igual, vasos de plástico. Estoy llegando a las mesas y la sorpresa es mejor de lo que me esperaba. Se han quedado sin vasos y tenemos que beber de la garrafa a morro. Miento. Si llegaron los vasos pero estaban llenándolos de polvitos isotónicos, vamos que me podía quedar un rato parado esperando. Que desastre, doy un buche y a seguir. Si no me equivoco después de la carretera hay un paseo marítimo, raro es que no haya una fuente o que algún alma iluminada de la organización decidiera poner una mesa mas. El tramo de la carretera es muy aburrido y coñazo. Ves como se van agolpando los coches para que tu pases. En un carril la circulación normal y en el otro nos habían dejado a los corredores ir por el carril central. Vamos que estábamos rodeados. No muy acertada elección pero bueno. Ya por el kilómetro 13 termina la carretera, el ver a la gente es lo que me hace que me distraiga y vuelva a correr feliz. Consigo marcar un ritmo fijo de 6´ el kilómetro Muy lento, pero se que con ese ritmo consigo llegar a meta sin problemas. Correr al lado de los barquitos de los ricos mola, pero el tener que estar haciendo un slalom continuo con la gente hace que no pierdas la atención. Cuando voy por el kilómetro 15 veo el puente donde la cagué hace tres años tomándome el tercer gel que no necesitaba. Me veo bien de fuerzas y justo al bajar el puente esta el avituallamiento correcto. Un vaso de agua para beber y otro para refrescar. Nada de tomarme un segundo gel. Continuamos. Ya lo que queda es un ratito por el paseo marítimo. Así que no hago otra cosa que ir adelantando a gente que va muerta todo el rato, animo a los que veo peor, charlo con la gente de los chiringuitos, en definitiva me divierto. Disfruto de la zona que hace 3 años apenas vi del colocón que llevaba. Llega el kilómetro 18 y pico y veo a el típico giri tomándose una cerveza y colorao como un tomate con un brix alto, de calidad 3, con un calibre alto y desechado para destrio (deformación profesional). Vamos mas rojo que Pablo Iglesias el día de la república tomando gazpacho. Y yo no me frené en preguntarle con mi perfecta pronunciación: “Excuse me. Could you give me some beer?”(…¿a qué esperabais que no supiera inglés?) y casi sin tiempo a que me dijera que si le trinqué la botella de san Miguel fresquita que tenia debiéndome media de una tirada mientras que el colega daba palmas como si fuera una fiesta universitaria. Creo que es en ese momento cuando varios corredores se rieron y me odiaban cuando los adelantaba. Pero así soy yo, yo corro para divertirme y ahora ese colega británico tendrá una bonita historia que contar sobre sus vacaciones. Todos happy. Últimos metros y ya se ve el final del paseo con la curva hacia arriba para encarar la meta. Veo a un compañero de club, Fran, acalambrado andando y intento que venga conmigo los últimos metros, pero la subida es demasiado si vas tieso desde hace tiempo. Veo la meta, un cámara en el arco y … ¿qué hace Esther en meta? ¿qué tiene ahí? La madre que la parió. Me encuentro a Esther, Dani y Pepe en meta con una palmera de chocolate xxl y las velas encendidas. Algo me imaginaba que habría preparado pero se han colado. No se me va la sonrisa de la cara cada vez que recuerdo esa entrada en meta. Y para más sorpresa me dice que han mandado mensajes muchos Primeguis deseando feliz cumpleaños. No tengo palabras para agradeceros a todos. En resumen la media de Marbella tiene que mejorar bastantes cosas pero por lo general estuvo bastante bien.

Llevo desde hace tiempo viendo un eslogan en la sección de deportes de los centros comerciales de ECI “se corre como se entrena”. Razón llevan, si de verdad quisiera bajar tiempos reconozco de debería de entrenar. Pero hasta que acabaran estas carreras y después del tropiezo del veleta he querido tomarme el correr como algo sencillamente por diversión. Miro el gps para saber que llevo la velocidad de crucero para sentirme cómodo y la distancia que llevo, no me obsesiono con pulsaciones, ritmos, parciales,… me dan igual. Necesitaba el reírme con la gente corriendo, el disfrutar de la gente aplaudiendo, el ver los coches atascados porque a mi me da por correr, el animar a un corredor muerto, el dar las gracias al voluntario cuando te da agua en un avituallamiento, en resumen, necesitaba volver a disfrutar corriendo. Llegué a plantearme el dejar de hacer carreras y lo intenté, pero no era feliz corriendo solo por la calle. Necesito el ritual de la salida, el ver a gente animando, el ayudar a los demás,… soy adicto a atravesar una pancarta de meta mientras otros miran con una mezcla de odio y envidia. Este mes de Septiembre reconozco que no he hecho nada bien con respecto a lo que entrenamientos y alimentación se refiere. Pero me da absolutamente igual. A partir de ahora todo cambia. Vuelvo a meter caña con los entrenos a partir de Octubre y vuelve la alimentación estricta. ¿Qué objetivos tengo en mente? Quiero hacer la maratón de Málaga y la media del año que viene bien. Marcando un buen tiempo pero sin obsesionarme por como vayan saliendo las cosas.

Quiero dar las gracias a todos los miembros del club que me han felicitado de alguna manera, porque no os considero compañeros, os considero amigos. Viendo los vídeos cuando llegué a casa me emocioné mucho y me di cuenta de que le debo muchísimo a este club y a todos los que lo formamos. Podremos tener disputas por las maneras de ver las cosas dentro de un club como el nuestro pero me da absolutamente igual. Yo voy a seguir haciendo amigos e intentar sacar una sonrisa a cualquiera que entre en esta panda de locos que somos. Gracias.

https://youtu.be/cnvpLZEMhGU

Próxima carrera: Media maratón de Motril 30/10 (incluiré un buen resumen de sitios donde pararse a tomar tapas durante el recorrido y peculiaridades del habla motrileño)

Somos Primeguis, somos mas que un club.

Alex Fernández – Primeguis #31

https://youtu.be/3FFkHuGj-wk

Foto 25-9-16 14 37 34.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *