Hoy ha sido la mañana del desafío Sacaba Beach de poco más de 5 kms, organizada por Melillero Training Team. Mi primera carrera presencial desde finales de 2019. Como particularidad, por las medidas COVID, las inscripciones estaban muy limitadas, solo se podía acceder por invitación. Cuatro lechuguitas pensábamos estar, pero por diversos motivos finalmente he sido la única en vestir la camiseta, esa verde Primeguis que dicen que da alas. He podido comprobar que los rumores son ciertos, sorprendiéndome mucho y mejorando mi marca de 5 kms en aproximadamente 2 minutos. Quizás el venir a la salida andando (5 kms) me hizo calentar bien. Al llegar a meta además del agua conseguí la bolsa del corredor (no alcanzaba para todos), así que me hizo aún más ilusión. Estuvo muy bien organizado e incluso hubo muchos trofeos y medallas. Luego fue el momento de compartir un rato con gente nueva y muy agradables, eso que creo que le llaman postcarrera. Ya solo quedaba los 5 km de vuelta a casa para contabilizar 15 km en total. Aunque soy una novata de las competiciones (todavía puedo contarlas con una mano), ya estoy pensando cuando podrá ser la siguiente.